jueves, 9 de agosto de 2012

• Nuestra Historia •

Unidos en el Camino nace en el marco de las experiencias denominadas de aprendizaje servicio, a partir de un pedido que realiza la Escuela Nº4485 (Estación Morillo, Salta) al Instituto de Formación Superior Pedro Poveda (Vicente López, Buenos Aires), a través de la Asociación Civil Tepeyac.




El primer viaje se realiza en el año 2001. La mayor preocupación de quienes conformaban la escuela consistía en la repitencia escolar en los primeros años de la primaria y la posterior deserción escolar. Sin embargo, a partir de la frase  “OSLAM TATAI” que en voz wichí significa “ESTAMOS PERDIDOS”, comienzan a identificarse una serie de problemáticas en el pueblo de Morillo aún más preocupantes: el hambre, la desnutrición en los niños, la violencia familiar, el abuso sexual infantil, el alcoholismo, la desocupación, la alta tasa de mortalidad infantil y la escasa capacitación docente, eran algunos de los factores que mostraban una realidad tremenda y cruel, donde urgía actuar sin perder más tiempo.


Se continuó viajando en forma anual, de manera sostenida e ininterrumpida, docentes y alumnos del último año de la carrera de psicopedagogía del Instituto Pedro Poveda a modo de pasantía donde se enriquecían de la experiencia tanto los alumnos a partir de la implementación de conocimientos específicos al campo de la práctica profesional, como la comunidad escolar de Morillo (padres, docentes y niños) que recibían orientación y asesoramiento psicopedagógico.

Es en el año 2006 que dicha experiencia da un giro importante. Por primera vez, quienes participan de la actividad no son alumnos de dicha carrera sino ex alumnas ya egresadas y profesionales de otras áreas relacionadas a la salud y a la educación: el equipo de viaje se conformó entonces por una Médica Pediatra, Licenciados en Ciencias de la Educación, Psicopedagogas y Psicólogas.

La tarea se profundiza y profesionaliza cada vez más, se torna interdisciplinaria y se piensa desde una mirada preventiva, de formación de formadores, donde la educación permanece como eje de intervención, por ser un factor multiplicador, generador de cambios y de desarrollo de la persona y la comunidad. No sólo crece el equipo, sino también la cantidad de lugares y espacios de trabajo en Morillo. Año tras año se suman al trabajo escuelas primarias, jardines de infantes y maternal, escuelas secundarias, institutos terciarios, escuela especial, hospital y comunidad en general. La estrategia de intervención se planifica en cada viaje , según demandas realizadas y necesidades observadas.

Durante el año 2012, se agregan además a nuestro trabajo, nuevos destinos de intervención en Buenos Aires: Dique Luján y Las Tunas, en Tigre. Lugares donde se llevan a cabo tareas específicas y puntuales de capacitación a docentes, alumnos y madres.

El 2013 se convierte en un año muy especial para el equipo ya que con fecha del 28 de febrero, Unidos en el Camino se conforma como Asociación Civil sin fines de lucro reconocida como Persona Jurídica por la Dirección Provincial de Personas Jurídicas, resolución Nº 000911.

Asimismo, también en 2013, nuestra tarea se amplía hacia la 3ra sección de Islas del Delta, hacia el Barrio La Costilla en Tigre y hacia el Apoyo Escolar Crecer en San Fernando. En estas comunidades, la intervención se hace tanto desde la óptica médica y veterinaria como desde la psicopedagógica, atendiendo a necesidades extremas, en un contexto de riesgo particular, de sus habitantes.

Esta es nuestra historia. Estos son nuestros primeros 12 años de camino. Un camino que se sigue ensanchando, se sigue multiplicando y que ofrece el lugar para muchas huellas más, de quienes se quieran sumar a acompañarnos. La terca esperanza, una vez más, nos lleva adelante.

“No vayas por donde el camino te lleve.
Ve en cambio por donde no hay camino y deja tu huella.”
Ralph Waldo Emerson

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tu comentario!